Cargado x @JUAN777

13/10/2018 | #N67548
Otras notas de @JUAN777

Actividad semana | Visitas totales
1 | 107

GARCIA LORCA

Un día como hoy llegaba García Lorca a Buenos Aires

El poeta andaluz tuvo un éxito inusitado en la capital argentina, donde ofreció cuatro conferencias y se dieron, durante su visita de seis meses, varias de sus obras.

Hubo en Buenos Aires una mujer adelantada a su tiempo: se llamaba Elena Sansinena de Elizalde y fue referente de una entidad llamada "Amigos del Arte", que entre 1924 y 1946 desarrolló un destacado rol en la cultura argentina. Secretaria de la primera comisión presidida por Adelia Acevedo, la sucedió dos años después en la presidencia y por dos décadas, al decir de Manuel Mujica Láinez, fue protagonista de “toda una época brillante, excepcional, de la historia del Buenos Aires más culto”.

Durante esos largos años la entidad realizó más de 500 actividades, estaba integrada muchas mujeres como Victoria Ocampo, Marta Casares de Bioy, Stella Morra de Cárcano, Delfina Bunge de Gálvez, María Elina Peralta Alvear de Láinez y Silvia Saavedra Lamas de Pueyrredon, entre otras, que vieron en la actividad cultural una forma activa de participación social; la institución había comenzado sus actividades en su sede de Florida 940.

Ida Vitale, la reina de la Feria de Guadalajara
Exposiciones de artistas renombrados, de los primitivos argentinos como Carlos Morel y Prilidano Pueyrredon, y de jóvenes promesas como Quinquela Martin; o conciertos y conferencias como las de José Ortega y Gasset, del conde Kyesserling, de Ramón Gómez de la Serna y de Federico García Lorca. Fue justamente esta entidad la que propició la visita de este último, que arribó en el trasatlántico Conte Grande al puerto de Buenos Aires un viernes 13 de octubre de 1933 para pronunciar una serie de conferencias.

Con lacónico pero expresivo entusiasmo ("Tu llegada es una fiesta para la inteligencia") lo saludaban en un telegrama los más destacados intelectuales locales. Su estadía, prevista de poco más de un mes, se prolongó seis meses, la vivió alojado en la habitación 704 del Hotel Castelar, de la Avenida de Mayo, donde una placa recuerda que allí residió tan ilustre huésped. Encontró en la ciudad popularidad, aplausos, éxito, dinero, público agotando las entradas de los teatros donde se representaban sus obras "Bodas de sangre", "La zapatera prodigiosa" y "Mariana Pineda".

El panorama de la poesía para el 2018
"Bodas de sangre" fue repuesta especialmente para la ocasión en el Teatro Avenida por doña Lola Membrives. En una de las funciones Lorca señaló: "En los comienzos de mi vida de autor, yo considero como fuerte espaldarazo esta ayuda atenta de Buenos Aires, que correspondo buscando su perfil más agudo entre sus barcos, sus bandoneones, sus finos caballos tendidos al viento, la música dormida de su castellano suave y los hogares limpios del pueblo donde el tango abre el crepúsculo de sus mejores abanicos de lágrimas".

El mismo día de su llegada lo agasajó con una comida Pablo Rojas Paz y su esposa Sara Tornú, hija del famoso médico y comenzó a vincularse con los que pasarían a ser sus amigos: el chileno Pablo Neruda, Oliverio Girondo, Norah Lange, Raúl González Tuñón, Amparo Mom, Jorge Sacco, el uruguayo Conrado Nalé Roxlo, María Luisa Bombal y Amado Villar, nombres a los que se agregarían Pablo Suero, Edmundo Guibourg, la actriz Eva Franco, Rosa María Oliver y las mencionadas Elena Sansinena de Elizalde y Victoria Ocampo.

La sagrada obra que sigue en construcción
Oliver recuerda en sus memorias la noche del estreno de "La zapatera prodigiosa". “Al conocerlo personalmente, lo que más me llamó la atención fue el extraordinario brillo de sus ojos y de las mejillas, con color y lustre de manzana, en vez oliváceas y mate como era de esperarse en un rostro, según decían, muy gitano”. Grande fue la amistad y confianza que cultivaron. Un día, en la calle, le comentó: “Sabes, me llevaron a ver la Virgen de Luján”. Oliver recuerda que “pasó por la vereda un ejemplar de belleza tan extraordinario que tras él se fueron sus ojos. Como al volverlos hacia mí le di a entender con sólo levantar las cejas que ya había comprendido, estalló en tales carcajadas que el chofer se dio vuelta y miró atónito al que podía reírse de modo tan descarado de una falta de consideración para conmigo”.

En "Amigos del Arte" pronunció cuatro conferencias: “Juego y teoría del duende”, “Como canta una ciudad de noviembre a noviembre”, “El canto primitivo andaluz” y “Poeta en Nueva York”. Visitó el interior, alguna estancia, Montevideo y participó de una comida en la quinta de Natalio Botana y Sebastiana Medina Onrubia. Dejó su afecto en una conocida fotografía: "A Bebé Sansinena, por quien tanto cariño siento. Federico García Lorca", y también a Eva Franco.

Al despedirse el 27 de marzo de 1934 a bordo del mismo barco que lo había dejado en nuestro puerto, afirmaría sobre Buenos Aires: “…tiene algo vivo y personal; algo lleno de dramático latido, algo inconfundible y original en medio de sus mil razas que atrae al viajero y lo fascina. Me voy con gran tristeza, tanta, que ya tengo ganas de volver”.

Sin duda su recuerdo perdura y no necesita volver, sigue transitando la bohemia de sus peñas literarias y cafés, en esa Avenida de Mayo, que fue su avenida, la de sus grandes éxitos.

Roberto L. Elissalde



* Historiador. Académico de número y vicepresidente de la Academia Argentina de Artes y Ciencias de la Comunicación


Comentarios de este texto:

@CANONET

15/10/2018
#F658157

También hay un aspecto desconocido de don Federico: era titiritero.  Su despedida de Buenos Aires fue con una obra de títeres de la cachiporra (hoy llamados de guante) en la cuál los que los manejaban eran actores de la compañía de Lola Membrives que estaba representando La Zapatera Prodigiosa posteriormente a Bodas de Sangre.

La función comenzó pasada la medianoche en el teatro Avenida. Entre los asistentes estuvieron Oliverio Girondo, Norah Lange, César Tiempo, Javier Villafañe (un prócer de ese género de teatro), Edmundo Guibourg, González Tuñón, Enrique Amorín, Pablo Neruda de quien fue muy amigo y llegó a ilustrarle con dibujos un libro de poemas.

-Yo arrancaría de los teatros las plateas y los palcos y traería abajo el gallinero. En el teatro hay que dar entrada al público de alpargatas. ¿Trae usted, señora, un bonito traje de seda? Pues, ¡afuera!-responde en una entrevista de un periodista del diario Crítica, propiedad de Natalio Botana quien había apoyado el golpe de Uriburu y al que Lorca detestaba.

Esta función para muchos es la fundación del movimiento titiritero argentino.  

 Agustín:)  

@JUAN777

16/10/2018
#F658170

Gracias por el enriquecedor aporte CANONET , otra faceta desconocida de un grande como  Federico .

                  Saludos  

@NOEONLINE

24/11/2018
#F659606

FEDERICO tus obras han llegado a mi  en mi adolecencia y fui leyendo  tu arte k nunca olvidare gran FEDERICO"
 




¡INICIAR SESION!
Sumate para comentar, participar en esta y próxima salidas Inicia Sesion o Registrate (si no tenes ya un usuario) . Es muy fácil y en 3 pasos comenzá a contactarte con gente que tiene ganas de conocerte.
¡¡ INICIA SESION !!
¿Consultas?